El arte en el hotel

¿Arte en el hotel?
Siga la guía de la colección de arte del Hotel d'Orsay, situado a dos pasos del Museo de Orsay.

X
Book your stay
1 Adulto
menores de 12 años
de 0 a 3 años
Gratis para los niños menores de 12 años
Contacte con recepción
para cualquier información
+33 (0)1 47 05 85 54 Coste de las llamadas locales

La collection d'art à l'Hôtel d'Orsay

Desde su creación, a principios de la década de 1980, los hoteles Esprit de France se han consagrado al patrimonio y al arte, que constituyen la esencia de su identidad.

 

La colección de arte del Hotel d’Orsay pretende que cada cliente pueda contemplar una pieza única y original. En la actualidad, el hotel cuenta con más de 40 cuadros originales, expuestos en las habitaciones y las zonas comunes. El cliente tiene el privilegio de dormir cerca de una obra de arte. Dentro de su habitación, puede disfrutar observando los detalles del turbante refinado del Retrato de hombre, contemplando las armoniosas perlas que adornan la cabellera de Venus y Cupido o la lozanía de La Joven con la jaula de pájaros.

 

 

 

 

 

 

Una colección acorde con las obras expuestas en el Museo de Orsay

Regularmente, realizamos nuevas adquisiciones para ampliar esta colección de arte, cuya época coincide con la de las colecciones del Museo de Orsay: un período que se extiende de mediados del siglo XIX a principios de la Primera Guerra Mundial (aunque hay algunas excepciones).

Algunos lienzos están firmados por artistas expuestos en el Museo de Orsay como Pierre-Narcisse Guérin, Lucien Lévy-Dhurmer, Paul-César Helleu o Charles Chaplin. Predominan los retratos, y también se pueden encontrar algunas escenas de género, como el Joven padre con su hijo, que lleva un aro, en un parque delante de las termas de Caracalla.

Esta colección de arte antiguo también tiene un hueco para la creación contemporánea, que Esprit de France se complace en apoyar. En el Hôtel d’Orsay, un díptico de Jean-Pierre Bertrand, única pieza abstracta de la colección, desempeña este papel en la sala de desayunos, o la flamante Mademoiselle d’Orsay, escultura en bronce de Roseline Granet, creada especialmente por la artista para el hotel y su jardín interior a finales de la década de 1990.